La reliquia lagunera, una tradición que supera lo gastronómico 

¿Sabías que fueron inmigrantes de Zacatecas quienes trajeron la reliquia lagunera?, platillo que consta de asado de puerco acompañado de siete sopas de pasta. La carne representa el alimento del cuerpo y las sopas del alma. Es bien sabido que la reliquia lagunera se reparte durante celebraciones religiosas de manera gratuita entre todos quienes lo solicitan, normalmente a devotos.

Pero la reliquia lagunera no solamente es un asunto gastronómico, también contienen tintes sociales de carácter popular que involucra aspectos filantrópicos y religiosos. En realidad, la reliquia lagunera es la síntesis del culto relacionado con algún santo o advocación de la virgen (San Judas Tadeo, La virgen de Guadalupe o la de San Juan de los Lagos), con ocasión de la fiesta anual del Santo, se prepara un cuantioso festín de asado de puerco acompañado de una guarnición de siete sopas. 

Esta comida se distribuye de manera gratuita entre todos aquellos comensales que lo soliciten. Desde luego, los vecinos de la familia que ofrece la “reliquia” saben de antemano que la comida estará disponible, no se trata de un evento aislado en el tiempo, sino que se repite año con año como una manda o voto hecho al Santo. 

Pero la reliquia lagunera no es sólo comida, siempre va acompañada de un acto litúrgico en familia o en pequeña comunidad de familiares y vecinos e invitados, implica el rezo de cinco misterios del rosario, con todas sus letanías. 

En muchas ocasiones, una danza de “matachines” (representación de un tipo de indígenas precolombinos) señala desde temprano el domicilio donde se ofrecerá una “reliquia”, los cuales danzan en su honor frente al altar del Santo, antes y después de la repartición de la comida. 

Una vez terminado el rezo, se reparte la reliquia lagunera, la familia y los invitados especiales comen en los platos de la casa; los vecinos que no fueron al rezo pero sí a la distribución de la comida, suelen llevar sus propios platos, forman fila y van pasando frente a las grandes ollas que contienen las sopas y el asado de puerco. 

Ingredientes de la reliquia lagunera

El asado de puerco consiste en un guiso de carne de puerco (pierna, lomo) cocidos en una salsa hecha a base de chile rojo (chile ancho colorado, poblano seco), tomate y cebolla. Las sopas son la de arroz y las llamadas “de pasta” que todas ellas se sirven secas, no caldosas, sin poder faltar el fideo, macarrón, y tallarín, variando la de letras, almeja, semilla de melón, estrella, entre otras.

La reliquia lagunera y su poder colectivo

En el libro como La Laguna ninguna, se puede leer que las costumbres que identifican a los laguneros tienen un fuerte sustento colectivo, pues los rituales de interacción con un contenido religioso, deportivo y afectivo devienen en referentes de la identidad lagunera. 

Los habitantes de la Comarca Lagunera se autoidentifican como laguneros, portadores de una autodefinición y prácticas particulares distintivas, y se enorgullecen de ello. Los lugares y costumbres que les dan o refuerzan su identidad tienen una connotación territorial y cultural. En la trama de significados de lo lagunero se entretejen referentes socio espaciales diversos, desde aquellos que se remontan a sus orígenes como región, como la toponimia de lagunero, la elaboración y consumo del tradicional asado, cuyo origen se vincula a la inmigración, y que actualmente, evolucionada en la reliquia lagunera, es un referente identitario y un evento que va más allá de lo gastronómico. 

Falta de agua en Matamoros: encuesta revela que este es la principal carencia

Una encuesta diseñada y aplicada por Alternativa Ciudadana reveló que la falta de agua en Matamoros es uno de los principales problemas de las personas.

La información detalla que la carencia social que más duele a los matamorenses es la falta de acceso constante a tener agua potable en sus viviendas y negocios.

Falta de agua en Matamoros y otros problemas de la ciudad según encuesta

Los problemas de Matamoros, Coahuila, pese a la relevancia que el municipio tiene para la Comarca Lagunera, son crónicos y no han podido ser resueltos.

La encuesta elaborada por Alternativa Ciudadana reveló que el 32.46% de la población cree que la principal problemática de la ciudad es el acceso a agua potable. 

Además, cerca de ese indicador, el 30.55% de las personas censadas indicaron que el desempleo también es uno de los problemas de Matamoros que más preocupan. 

Por otro lado, la inseguridad también fue uno de los fenómenos que más preocupan a la ciudadanía matamorense, con el 24.58%.

El resto de las variables contempladas en el censo y que no obtuvieron valores disparados como las ya descritas, con crisis económica, pobreza, corrupción, alumbrado, drenaje, pavimento y salud.

Falta de agua en Matamoros no es tratado por el Cabildo

El informe Regidor Mx, elaborado por el Consejo Cívico de las Instituciones Laguna, reveló cuáles son los asuntos tratados por las y los regidores del cabildo de Matamoros durante cada una de las sesiones.

En ese sentido, el informe indica que asuntos de Hacienda y Tesorería, es decir, recaudatorios, fueron los temas más tratados, con 11 ocasiones, durante el primer trimestre del año.

En segundo lugar se ubicó patrimonio y cuenta pública, en tercera educación, arte y cultura, , en cuarto designaciones de fechas, en quinto programas municipales, en sexto designaciones, después tenencia de la tierra, asuntos generales, vialidad y movilidad urbana, seguridad pública y materia electoral.

En general, durante todas las sesiones de cabildo del primer trimestre del año, las y los regidores no tocaron, ni una sólo ocasión, asuntos en relación al acceso a agua potable y desempleo y sólo se tocó una vez el tema de la seguridad pública.

Como conclusión del instrumento levantado por Alternativa Ciudadana, el desabasto de agua potable, como principal problema de Matamoros, no forma parte de la agenda de las y los regidores integrantes del cabildo. 

Sixto Ugalde, el histórico héroe 'invisible' de Matamoros que derrocó la dictadura de Díaz

Matamoros tiene héroes anónimos, Personajes que pelearon en defensa del territorio, de sus ideales y de la soberanía nacional. El héroe de Matamoros fue concebido por los mezquites y los huizaches y los pastos nativos de La Laguna. Llegó a ser general, enemigo acérrimo del Porfiriato e indómito socio de la libertad: don Sixto Ugalde.

¿Quién fue Sixto Ugalde, el héroe invisible de Matamoros?

Sixto Ugalde fue considerado un “rojo” opositor al régimen de Porfirio Díaz. Nacido en Matamoros, Coahuila, aunque en Lerdo también se debaten la posibilidad de que haya sido parte de su tierra, el héroe invisible fue originario de La Vega del Marrufo, en donde nació en 1856, según el historiador y cronista de Torreón, Jesús Sotomayor Garza.

Ugalde participó en las reuniones en las que se conspiraba contra el gobierno de Porfirio Díaz. El 15 de noviembre de 1910, por instrucciones de Francisco I. Madero, fue designado oficial del Ejército Republicano.

Pese a que no existen fotografías que comprueben la presencia de Sixto Ugalde en la lucha revolucionaria, el héroe de Matamoros fue uno de los personajes más eficientes y comprometidos con la revuelta civil que logró deponer la dictadura de Díaz.

En San Pedro de las Colonias, Sixto Ugalde se unió a las fuerzas del temerario luchador Benjamín Argumedo, uno de los revolucionarios más respetados y admirados por historiadores de la talla de Paco Ignacio Taibo II.

En San Pedro de las Colonias, Sixto Ugalde tomó el territorio, liberó a los presos políticos de la cárcel y comenzó a reclutar tropas entre los trabajadores agrícolas para unirse en la lucha revolucionaria.

Tras el triunfo Maderista y después de la Toma de Torreón, Ugalde fue designado como comandante militar en la Comarca Lagunera, al mando del XX regimiento de caballería y su radio de acción acababa hasta el norte de Coahuila. Sus habilidades militares y de organización social, llevaron a Sixto Ugalde a erigirse como uno de los elementos más valiosos de la lucha revolucionaria. 

¿Cuál fue el destino de Sixto Ugalde, héroe de Matamoros?

Para la fecha en la que Sixto Ugalde se unió a la lucha revolucionaria ya tenía 50 años de edad. Dos de sus hijos, por sus acciones en contra del Porfiriato, fueron encarcelados. Uno de ellos salió rápido por problemas de salud y el segundo se quedó recluido un mes.

En la primera Toma de Torreón, el héroe de Matamoros lideró ataques en los linderos del Río Nazas y la casa Colorada. Las tropas al mando de Guillen salieron victoriosas, de tal manera que fueron factor decisivo para que el 15 de mayo de 1911 los revolucionarios maderistas doblegaran a Porfirio Díaz, obligándolo a renunciar a la Presidencia de la República.

El 15 de diciembre de 1917, don Sixto Ugalde Guillén, hijo de Cruz Ugalde y Camila Guillén, murió de una neumonía en la Ciudad de México. Sus restos fueron trasladados hasta el panteón de San Francisco, en Matamoros, Coahuila.

Su lápida aún existe y aclara que murió a los 86 años de edad: “En memoria del general de brigada Sixto Ugalde… un rojo del teniente Rosendo Ramírez y jefe del grupo #2 y demás veteranos y (Sic) instituciones del pueblo de Matamoros”.

Pese a su relevancia histórica y el papel trascendental que representó para la liberación del régimen porfirista, la tumba de don Sixto Ugalde está descuidada. Sus restos descansan entre tierra y polvo y suciedad y heridas que la lápida ha sufrido con el paso del tiempo. En las tierras de Matamoros yacen los huesos y el espíritu de un luchador que fue pieza clave para entender al México que dio un paso hacia la democracia. 

El héroe de Matamoros no ha recibido el honor que merece, sin embargo, toda su lucha fue por y para La Laguna, por y para México.